Cuáles son los elementos clave que la OIT considera debe incluir un sistema de seguridad y salud?

¿Cuáles son los elementos clave que la OIT considera debe incluir un sistema de seguridad y salud?

Respuesta: Se exhorta a las empresas a mantener un nivel máximo de seguridad e higiene, de conformidad con las exigencias nacionales.[1] 

Un elemento clave es la promoción en la empresa de una cultura de prevención y del respeto del derecho a un entorno de trabajo seguro y saludable, y en que los empleadores y los trabajadores participan activamente en el mantenimiento de condiciones de trabajo seguras y saludables[2] .
Las políticas tendrán por objeto prevenir los accidentes y los daños para la salud que sean consecuencia del trabajo, guarden relación con la actividad laboral, o sobrevengan durante el trabajo, reduciendo al mínimo, en la medida en que sea posible, las causas de los riesgos inherentes al medio ambiente de trabajo.[3] 

Las sustancias y agentes químicos, físicos y biológicos que estén bajo el control de la empresa no deberían entrañar riesgos para la salud de los trabajadores cuando se toman medidas de protección adecuadas. La maquinaria, el equipo y las operaciones y procesos deben ser seguros y no entrañar riesgo alguno para la seguridad y la salud de los trabajadores.[4] 

La ropa y los equipos de protección apropiados son también factores importantes para la prevención. Deberán ser suministrados gratuitamente por los empleadores siempre que lo requieran[5] los trabajadores[6] .

Se deben hacer esfuerzos para adaptar la maquinaria, el equipo, el tiempo de trabajo, la organización del trabajo y las operaciones y procesos a las capacidades físicas y mentales de los trabajadores.[7]  Las adaptaciones deberían tener en cuenta las diferencias de género. Las mujeres embarazadas o en período de lactancia no deberían estar obligadas a desempeñar un trabajo que pudiera resultar perjudicial para su salud o la de su hijo.[8] 

Los empleadores deberán prever medidas para hacer frente a situaciones de urgencia y a accidentes, incluidos medios adecuados para la administración de primeros auxilios.[9] 

Las empresas deberían establecer y aplicar procedimientos de registro y notificación de sucesos peligrosos, accidentes del trabajo y enfermedades profesionales. Las empresas deberían desempeñar un papel de catalizador en el examen de las causas de los riesgos a la seguridad y la higiene en el trabajo y en la aplicación de las mejoras resultantes en el conjunto de la empresa.[10] 

Los trabajadores, así como sus representantes, desempeñan un papel importante en la prevención de riesgos laborales[11] 
y es esencial que los representantes de los trabajadores en la empresa cooperen con el empleador en el ámbito de la SST.[12]  
Las empresas deberían poner a disposición de los representantes de los trabajadores la información sobre las normas de seguridad e higiene aplicables a sus operaciones locales. Deberían poner en conocimiento de los interesados los riesgos especiales y las medidas de protección correspondientes que guarden relación con nuevos productos y procedimientos de fabricación.[13]  
Los trabajadores y sus representantes deberían recibir información adecuada acerca de las medidas tomadas por el empleador para garantizar la seguridad y la salud, y recibir una formación apropiada.[14] 

Los trabajadores, o sus representantes, deberían poder realizar consultas con sus organizaciones represent