Gestión del riesgo químico en lugares de trabajo

INTRODUCCIÓN Las sustancias químicas traen consigo beneficios de los cuales la sociedad moderna depende totalmente, contribuyen en gran medida al bienestar económico y social de los ciudadanos en términos de comercio y empleo. Por tal razón, y para mantener los beneficios de los productos químicos en nuestra vida, es necesario tratarlos con respeto para minimizar cualquier impacto nocivo de la exposición a ellos; de manera que es fundamental practicar una gestión racional de las sustancias químicas a lo largo de su ciclo de vida, desde la extracción hasta la eliminación, evitando así los riesgos en la salud humana y en el medio ambiente (ECHA, 2019). En el mundo se utilizan millones de sustancias químicas, en el Registro CAS (Chemical Abstracts Service) se tienen identificadas más de 155 millones de sustancias desde principios de 1800. Este panorama hace necesario que la formulación de acciones preventivas para su manipulación deba ajustarse al tipo de sustancia y a las condiciones de su uso y producción.