Incre?ble: mujer que asesin? a su esposo hered? su pensi?n

Mientras permanec?a detenida la mujer recib?a el 50 % de la mesada a la que pudo acceder su compa?ero por tantos a?os de trabajo. Foto: Fotomontaje SEMANA
La Corte Constitucional resolvi? en los ?ltimos d?as el sorprendente caso de una viuda que hab?a heredado la pensi?n de su difunto esposo, pese a haber participado en su asesinato.

Ese alto tribunal orden? que la totalidad de la mesada fuera transferida al acudiente de los dos ni?os menores de edad que quedaron hu?rfanos de padre, entre otras cosas por culpa de su propia madre.
Esta triste historia se empez? a escribir con la condena a 19 a?os de c?rcel que la justicia penal dict? en contra de una mujer por haber participado en el homicidio de su esposo.

Mientras permanec?a detenida por ser la causante de semejante mal para su familia, el fondo pensional al cual estaba afiliado su marido le pagaba el 50 % de la mesada a la que pudo acceder su compa?ero por tantos a?os de trabajo y sacrificio.

Mientras ella trataba de ajustar cuentas con la justicia, pero disfrutando de un derecho que se gan? su fenecido esposo, la abuela de los dos ni?os menores que ten?a la pareja buscaba, a gatas, poder sobrevivir. La anciana mujer, sin ning?n ingreso adicional al 50 % de la mesada pensional de la que eran herederos sus nietos, trataba de olvidar el dolor por la partida de su hijo mientras pasaba las duras y las maduras para mantener a sus nietos.

Convencida de que su exnuera no ten?a por qu? ser merecedora de los logros de su fallecido hijo, por ser ella la causante de su desaparici?n, interpuso una acci?n de tutela.

La Corte Constitucional escogi? el expediente para revisi?n y decidi? otorgar el amparo que exig?a la mujer para proteger a sus dos nietos, hu?rfanos de padre, qui?n lo creyera, por acci?n de su propia madre.

El alto tribunal consider? que si bien las sociedades conyugales generan ciertos derechos patrimoniales para los contrayentes, existen circunstancias que generan la p?rdida de esos derechos. Para la Corte, no es explicable que una mujer que fue hallada penalmente responsable de la muerte de su propio esposo est? siendo acreedora de los frutos que obtuvo su propia v?ctima durante su vida laboral.

Por eso, esta sala de revisi?n del tribunal constitucional estableci? que los peque?os hijos del trabajador fallecido deben recibir la totalidad de la mesada y que los dineros deben ser administrados por su abuela, quien est? viendo por ellos.

?Si el c?nyuge fue el causante directo o indirecto de la muerte, y por tal raz?n ocasion? un perjuicio permanente y profundo en sus hijos, puede establecerse razonablemente que las prestaciones derivadas de la muerte del c?nyuge asesinado sean otorgadas en su totalidad a los hijos?, sentenci? el alto tribunal.