La dotación del trabajador, uniforme de trabajo y elementos de seguridad industrial

La dotación del trabajador, uniforme de trabajo y elementos de seguridad industrial

En la consulta profesional es habitual recibir los cuestionamientos propios en cuanto si la dotación del trabajador es equiparable al uniforme de trabajo diario, así como si dentro de la misma se encuentran los elementos de seguridad industrial propios para el desarrollo de la labor encomendada, razón por la que nos ocuparemos academicamente sobre el particular.

Sea lo primero aclarar, como el Código Sustantivo de Trabajo en parte alguna consagra la expresión "dotación del trabajador", sino como lo precisa en sus Artículo 230 a 234, el empleador que ocupe habitualmente uno o más trabajadores permanentes, deberá suministrarles a quienes devenguen hasta 2 salarios mensuales mínimos legales vigentes y siempre que en hubiese cumplido más de 3 meses de servicio, cada 4 meses, en forma gratuita, los días 30 de abril, 31 de agosto y 20 de diciembre, " un par de zapatos y un vestido de labor" acordes con la naturaleza de la labor realizada y las condiciones medioambientales en las cuales se trabaja, elementos que, son de uso obligatorio por el trabajador, de tal forma que si el trabajador no hiciere uso de estos, el empleador quedará eximido de efectuar el suministro para el periodo siguiente. El empleador no podrá compensar en dinero esta prestación
 

Ahora, es de tenerse claro que la prestación social del par zapatos y vestido de labor, está orientada a aquellas empresas que no tienen instituido un uniforme de trabajo y por ende es al trabajador a quien se la carga la exigencia de la excelente presentación personal contra su propio vestuario, de tal forma que la prestación se encausa a compensar o mitigar el efecto del desgaste de las prendas personales del trabajador de menores ingresos, con lo que, no puede confundirse el suministro de estos elementos a titulo de uniforme, ya que una de las características adicionales es que el trabajador escoge el lugar donde los adquirirá y un precio promedio para 2015, es de $ 150.000,oo que integra tanto el par de zapatos como el vestido de labor

Situación paralela se presenta con el UNIFORME DE TRABAJO, el cual como su etimología lo refiere, es de similitud para todo el personal, de tal manera que sin importar el monto del salario devengado, o el tiempo laborado, el empleador deberá suministrarlo obligatoriamente dentro del contexto de su propia reglamentación, obviamente también en consideración a la naturaleza de la labor realizada y las condiciones medioambientales en las cuales se trabaja, y el trabajador obligado a utilizarlo. Para nuestro caso, supliría el suministro de la prestación social siempre que comprenda el multicitado par de zapatos y vestido de labor, pero no como recurrentemente se presenta, a cambio de una camiseta con el distintivo del taller o la mueblería.

Por último, caso muy especial lo constituye el suministro de ELEMENTOS DE PROTECCIÓN Y SEGURIDAD INDUSTRIAL, como overol, botas, cascos, guantes, respiradores, arneses, etc, los que deberán ser suministrados por el empleador sin importar el nivel salarial del trabajador, inmediatamente con el inicio de la relación laboral y cambiados / suministrados cuantas veces sea necesario sin que exista un mínimo o un máximo como tampoco extremos de tiempo, y en cuyo caso si guardamos una analogía, siempre que no comprometan el vestir diario del trabajador con salario inferior a dos veces el salario mínimo mensual, entenderíamos que supliría la prestación social.

Por ultimo, traemos apartes del Concepto 6220504 de marzo de 2009 del Ministerio de la Protección Social, en cuanto a la "Dotación para los trabajadores y suministro de elementos de seguridad personal":

"...Los empleadores están obligados a suministrar a sus trabajadores elementos de protección personal, cuya fabricación, resistencia y duración estén sujetos a las normas de calidad para garantizar la seguridad personal de los trabajadores en los puestos o centros de trabajo que lo requieran.

 Entre los elementos de protección que el empleador debe proveer se encuentran los cascos, botas, guantes y demás elementos que protejan al trabajador, permitiéndole desarrollar eficientemente su labor y garantizando su seguridad personal.

 Las Administradoras de Riesgos Profesionales asesorarán a los empleadores, sin ningún costo