MANUAL DE CODIFICACIÓN

El estudio estadístico de enfermedades se inició en el siglo XVII por John Graunt quien realizó un tratado sobre las tablas de mortalidad de Londres en un intento de calcular la proporción de niños nacidos vivos que fallecieron antes de llegar a la edad de seis años. A pesar de que su clasificación era elemental y deficitaria, su estimación de que un 36% de la mortalidad infantil ocurría antes de los seis años se aproxima bastante a los trabajos ulteriores. En 1837 se funda la Oficina del Registro General de Inglaterra y Gales, encomendándose a un estadístico médico, William Farr (1807-1883) que, tomando como base las clasificaciones previas, se dedicó a mejorarlas y a lograr que su uso y aplicación fueran uniformes desde el punto de vista internacional. En 1891 en Viena se encargó a Jacques Bertillon (1851-1922) la preparación de una clasificación de causas de defunción. La Lista se basaba en la Clasificación de Farr y representaba a su vez una síntesis de diversas clasificaciones usadas en este tiempo por diversos países. En 1900, en la primera conferencia internacional para la revisión de causas de defunción, se estableció que era necesario ir más allá y realizar una clasificación de causas de morbilidad. Durante muchos años y en diferentes países se trabajó en esta idea, haciendo revisiones de las mismas, hasta que en 1948, la Primera Asamblea Mundial de la Salud aprobó un reglamento específico para la edición del Manual de la Clasificación Internacional de Enfermedades, Traumatismos y Causas de Defunción (CIE). A partir de aquí se comenzó a usar esta clasificación para la indización de las historias médicas en los hospitales, haciéndose diferentes revisiones. En 1975, en la Conferencia Internacional para la Novena Revisión de la Clasificación convocada por la OMS, ante el interés y difusión de la misma, se hizo necesario la elaboración de una serie de modificaciones que permitieran una clasificación más completa para cada especialidad, aumentando la especificidad, de forma que la propuesta final de la conferencia fue mantener la estructura básica de la CIE con categorías de tres dígitos, desarrollando subcategorías de cuatro y subclasificaciones de cinco caracteres. De esta novena revisión surgió la CIE-9-MC para dar respuesta a las demandas de mayor especificidad y permitir un uso más pertinente en la evaluación de la atención médica. El uso de la CIE-9-MC para la codificación de los diagnósticos y procedimientos clínicos se ha venido utilizando de forma obligatoria en España desde 1987. El hecho de que la CIE-9-MC ya no se actualice ni revise y que sus códigos tengan más de 30 años hace que su terminología sea a veces insuficiente e inconsistente con la práctica médica actual. La CIE-10 es la clasificación de referencia de todos los países para la notificación de causas de defunción. Son varios los países que han realizados modificaciones clínicas de la CIE-10 para cubrir sus respectivas necesidades de información clínico asistencial. El Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de EEUU ha desarrollado la ICD-10-CM que es la modificación clínica de la CIE-10 (Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS)) que en España se llama CIE-10-ES (Diagnósticos y Procedimientos) y que sustituye a la CIE-9-MC desde el 1 de enero de 2016. La CIE-10-ES incorpora un significativo aumento en el número de códigos, lo que posibilita una mayor especificidad en la codificación clínica.

cloud_download Descargar aspect_ratio Ampliar

Vista previa del documento

DECRETO 1109 AGOSTO 10 -2020 expedición de incapa...

Por el cual se crea. en el Sistema General de Seguridad Social en Salud – SGSSS, el
Programa de Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible – PRASS para el
seguimiento de casos y contactos del nuevo Coronavirus – COVID-19 y se dictan otras
disposiciones

Manual de Derechos Laborales, El derecho a la lib...

DERECHO A LA LIBERTAD SINDICAL EN COLOMBIA1 Para abordar el tema del derecho a la libertad sindical en Colombia es necesario, primero, relacionarnos con los conceptos de libertad, derecho y sindicato: • Libertad es, en términos generales, la facultad que tiene el hombre de obrar o no de una manera o de otra, por lo que es responsable de sus actos.2 En los sistemas democráticos se definida como un derecho de valor superior que asegura la libre determinación de las personas. • Ahora, Derecho, como la libertad, es una facultad del ser humano para hacer legítimamente lo que conduce a los fines de su vida. Otra definición que se corresponde muy bien con el tema que vamos a tratar dice que son las facultades y obligaciones que derivan del estado de una persona o de sus relaciones con respecto a otras. Como puede verse, derecho y libertad están íntimamente ligados: no hay libertad si se vulneran los derechos, y no hay derechos si no hay libertad. Teniendo claro estos conceptos, veamos qué es un sindicato u organización sindical: es una asociación de trabajadores(as) que se forma para defender y promocionar los intereses profesionales, económicos y/o sociales de sus miembros.

Prevención de riesgos laborales vs. COVID-19...

Prevención de riesgos laborales vs. COVID-19

La gestión actual de la prevención de los riesgos laborales debe ajustarse a la situación excepcional causada por el COVID-19 y, por ello, toma especial importancia la necesidad de ser rigurosos en la información que se pone a disposición de los profesionales que desarrollan su actividad en este ámbito.

En este contexto, las actuaciones del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), como órgano científico-técnico del Ministerio de Trabajo y Economía Social, se desarrollan bajo la coordinación centralizada del Ministerio de Sanidad para lo cual la comunicación y colaboración entre ambos organismos es continua.

Es por tanto el Ministerio de Sanidad, con el apoyo particular del INSST y del resto de la Administración General del Estado, el organismo encargado de proporcionar la información técnicopreventiva de referencia más relevante para poder hacer frente a los retos actuales causados por el COVID-19.