Manual Ambiental de obra

La realización de obras de infraestructura introduce importantes aportes al 

mejoramiento de la calidad de vida pero implica el desafío de llevarlas adelante 

dentro de un marco que minimice los impactos que se pudieran generar como 

consecuencia de la ejecución de las mismas, contribuyendo así al desarrollo 

sostenible del país.

El presente Manual Ambiental de Obras incluye un compendio de requisitos básicos a 

cumplir durante la realización de Obras que se ejecuten en OSE, los que constituyen 

las herramientas necesarias para realizar un manejo ambiental adecuado.

El mismo es parte integrante de los contratos de obra y establece las especificaciones 

contra las cuales el Organismo verificará su cumplimiento.

El mismo se compone de cuatro capítulos, correspondiéndole a los tres primeros, a 

introducción, objeto y alcance, y tipos de obras y categorización.

En el Capítulo 4 se definen los requisitos de gestión ambiental a desarrollar en los 

diferentes tipos de obras que se realizan en OSE, así como también los 

requerimientos para una correcta Gestión Social y de relacionamiento con la 

comunidad y entre el ejecutor de las obras y OSE.

En particular, para las Obras Tipo II se presentan los Guías Generales y Específicas 

(Capítulo 4.1) de Buenas Prácticas Ambientales y Sociales que deberán aplicarse, 

cuando corresponda, por parte de los ejecutores de las obras, (sean contratados o 

personal de OSE) y de los directores de obra. Éstos serán los criterios de gestión 

contra los cuales OSE verificará cumplimiento.

Con respecto a las Obras Tipo I, se establecen las Especificaciones Ambientales que 

deberán estar contenidas en el Plan de Gestión Ambiental (capítulo 4.2) el que 

deberá ser presentado por los contratistas para su aprobación por parte del 

Organismo. El mismo deberá establecer, entre otros, la estructura organizativa para 

atender las cuestiones ambientales, sus planes de capacitación; como se 

gestionarán los principales aspecto ambientales que se generan como consecuencia 

de las actividades, los planes de seguimiento y de prevención y respuesta ante 

contingencias previstos.