Necesito terminar de cotizar para pensión en el fondo que me garantice una mejor pensión. ¿Cómo puedo saber cuál me

Necesito terminar de cotizar para pensión en el fondo que me garantice una mejor pensión. ¿Cómo puedo saber cuál me conviene más?

Actualmente cotizo para pensión en un fondo privado y deseo pasarme a Colpensiones, pero no sé si ese cambio me favorece o perjudica. Sé que los fondos privados pensionan a cualquier edad  siempre y cuando el monto de los ahorros sea suficiente para la financiación de la pensión, pero ignoro cuál de los dos me pagaría una pensión más alta. Tengo 42 años de edad. Espero su orientación, muchas gracias.
 

A la mayoría de las personas que cotizan para pensión las acompaña la incertidumbre que les genera el hecho de no saber con certeza  si están en el fondo que más les conviene o si por el contrario se encuentran en el lugar equivocado, todo dentro de la lógica de que todo el mundo aspira a hacerse, al finalizar su vida laboral, a la mejor pensión posible.

Y ha sido precisamente ese desconocimiento el que ha llevado a muchos afiliados a escoger finalmente la opción menos favorable, de lo cual se vienen a dar cuenta cuando ya no hay nada qué hacer, pues por disposición de la ley la posibilidad de cambiarse de régimen se extingue en el momento en que al cotizante le restan 10 años para completar la edad de pensión. Así las cosas, para los hombres la posibilidad de trasladarse se les vence al cumplir los 52 años y para las mujeres al completar los 47 años.

De modo pues que el hecho de llegar a ciegas a ese último tramo de la vida laboral les ha ocasionado a muchos afiliados un verdadero fiasco, porque al ingresar a ese terreno y aproximarse el momento de la liquidación de la pensión, que es cuando las personas generalmente comienzan a preocuparse de verdad por las condiciones en que se pensionarán, se encuentran con el inconveniente de que ya es tarde para enmendar la plana y que  la única opción que les queda es seguir para adelante porque el camino no admite giros ni reversa.

Pues bien, para tratar de evitar que esa situación se siguiera presentando, se creó e implementó la figura de la “Doble Asesoría”que consiste básicamente en lo siguiente:

  • Si la persona está cotizando para pensión y desea cambiarse de régimen, la Administradora de Pensiones de la cual quiere salirse, al igual que aquella a la cual desea trasladarse,  tienen  la obligación de brindarle toda la asesoría que requiera el afiliado.
  • Dicha asesoría está encaminada a evitar que la persona tome decisiones equivocadas que en el futuro la perjudiquen
  • Así las cosas, tanto Colpensiones como los fondos privados tendrán que brindarle al afiliado toda la información disponible sobre las consecuencias que traería para su pensión el hecho de estar en uno u otro régimen.
  • Con la prestación de dicha asesoría se busca también que el afiliado cuente con una información técnica que le sirva de base para su decisión, y no que por falta de conocimientos se apoye en experiencias ajenas, que pueden ser inapropiadas para su caso particular.
  • Actualmente esa doble asesoría es requisito para el traslado de régimen así: para las mujeres que tengan más de 42 años y para los hombres mayores de 47 años.   O sea, que dicha obligatoriedad opera para quienes se encuentran a 5 años o menos de agotar el plazo que le cierra la vía al cambio de régimen, que como se sabe corresponde a los últimos 10 años anteriores al cumplimiento de la edad de pensión. En otras palabras, la asesoría es obligatoria para quienes se encuentran a 5 años o menos de entrar en la recta final de los últimos 10 años.
  • A partir de enero de 2018, la obligatoriedad se amplía a las mujeres mayores de 37 años y a los hombres mayores de 42. Y desde octubre de ese mismo año el requisito de la doble asesoría será exigible para todos los afiliados al sistema General de Pensiones.
  • Es conveniente tener en cuenta que los traslados de un régimen a otro (de Colpensiones a un fondo privado y viceversa) pueden hacerse cada cinco años, y el último de ellos antes de que el afiliado cumpla los 47 años de edad (las mujeres) o los 52 (los hombres), es decir antes comenzar los 10 años anteriores al cumplimiento de la edad de pensión.
  • Los afiliados que deseen o deban recibir la doble asesoría deberán presentarse