PARADA CARDIORRESPIRATORIA

La parada cardiorrespiratoria (PCR) supone el cese de forma brusca e inesperada de la circulación sanguínea y de la respiración espontánea y por tanto, el cese del aporte de oxígeno a los órganos vitales, siendo especialmente afectado el cerebro. Cuándo el cerebro deja de recibir oxigeno durante 6-8 minutos se produce la muerte de sus células, produciéndose una situación irreversible.